Entre Bolas

Reconstrucción de Ligamento Cruzado Anterior. Por el Dr. Julio Grados

Hasta hace unas cuatro décadas, los jugadores de fútbol tenían mucho temor a ciertas lesiones que, en ese entonces era casi desconocidas para ellos: dentro de esta lista resaltaba la famosa rotura del Ligamento Cruzado Anterior.

Era algo así como el preanuncio de un retiro de las canchas, ya que limitaba todo movimiento de giro de la rodilla.

Esta se «hinchaba» y el futbolista acababa reiterándose ante la frustración de estar todavía joven y en capacidad de poder desarrollarse en esta difícil carrera.

Recuerdo mucho casos de jugadores tanto extranjeros como nacionales que solamente tenían la opción de operarse, en una cirugía abierta de más de tres horas de duración y una rehabilitación de más de 9 meses inclusive con pérdida de rango articular o bien, desarrollaba en un gimnasio toda la musculatura del muslo anterior (cuadríceps) para que pueda reemplazar la función de pivote del ligamento, algunos tenían cierto éxito pero por poco tiempo y casi nadie se esperaba ya que eso equivalía a no poder volver a jugar competitivamente.

Actualmente y desde hace ya muchos años, cada futbolista competitivo en un 90% de los casos recurre a la cirugía, si bien es cierto tiene la opción del fortalecimiento muscular (que se ha visto que tiene más importancia la musculatura posterior llamada Isquiotibial, que la anterior), pienso personalmente que no es lo más conveniente para un futbolista joven y en plena etapa de competencia.

¿Que hacemos actualmente?

Antes, debemos conocer que el Ligamento Cruzado Anterior (LCA) en el pivote de la rodilla en el sentido ántero-posterior, es decir, no deja que la rodilla se salga de su sitio en esa dirección, si existe un trauma indirecto puede el LCA romperse y crear una inestabilidad importante en la rodilla, que inclusive se puede asociar a lesiones meniscales ya detalladas anteriormente, se produce una gran Hemartrosis (sangre dentro de la rodilla), la cual debemos de punzar y sacarla de Emergencia, colocar hielo de inmediato y preparar todo para la Reconstrucción del LCA por vía Artroscópica.

Debo hacer hincapié que, en los pacientes no competitivos, de más de 45 años, pensamos dos veces la cirugía por una serie de razones, tales como el trabajo de estas personas, tiempo de rehabilitación y demás.

Aunque algunos pacientes igual prefieren operarse

¿Qué hacemos en la cirugía?

Pues antes recalcamos que este tipo de Cirugías las hacemos acá en el Perú y no es necesario ni imprescindible llevar a nuestros jugadores a la Argentina o a otros países para que los operen como ocurría hace mucho.

Se empieza a realizar una Artroscopia convencional como ya sabemos y observamos la rotura del LCA, que puede estar asociada a las lesiones meniscales, la cuales se reparan primero o al final, a continuación pulimos con un afeitador toda la zona de inserción del ligamento en el intercóndilo, simultáneamente se va extrayendo parte del tendón rotuliano con sus extremos óseos de inserción en la rótula y en la tuberosidad tibial.

Posteriormente con la ayuda de un guía semejante a un compás se ubica el sitio exacto de mayor tensión isométrica del futuro ligamento.

A las porciones óseas del tendón se las perfora y se pasan suturas gruesas para anclarlas luego con dos tornillos arriba y abajo en el fémur y la tibia respectivamente.

Todo este procedimiento estaremos editándolo para que ustedes puedan observarlo con el sistema de video, que es mucho más didáctico.

Debo referirles también que actualmente los mejores resultados y más rápidos en su rehabilitación son los realizados con cirugías con el Semitendinoso, otro tendón en esa zona, que se coloca en el mismo sitio.

Un gusto,

JULIO GRADOS
Médico Deportivo
999266677
991420578