Entre Bolas

Duelo de Entrenadores en el Torneo de Segunda Divisiòn

El Torneo de Ascenso entra a su recta final, con dos emocionantes partidos por semifinales, buscando ingresar el pròximo año al torneo de Primera Divisiòn. En ese panorama, hay 4 entrenadores de experiencia que estaràn luchando el objetivo de llevar a su respectivo club al Torneo Descentralizado 2,019.

El de mayor experiencia sin duda es “Chemo Del Solar”, al mando de la Universidad Cèsar Vallejo, Del Solar ha dirigido al combinado patrio, y equipos importantes en el fùtbol nacional como: Universitario de Deportes y Sporting Cristal, y ahora buscarà con el cuadro poeta retornar a la màxima èlite. Los trujillanos tendràn como rival en semifinales al emblemàtico Juan Aurich de Chiclayo, dirigido por un experimentado en el Torneo de Ascenso, como es Carlos Cortijo.

Cortijo es un profesional con amplia experiencia en la Segunda Divisiòn, y ahora con el cuadro chiclayano, buscarà su tercer ascenso a la Primera, recordar que hizo subir al històrico Deportivo Municipal y luego repitiò el plato con Comerciantes Unidos en la temporada 2,015, tras vencer en Cutervo al Sport Boys por 1 a 0. Los chiclayanos con muchos problemas econòmicos durantes el año (huelga de jugadores), pudieron mantenerse firmes, guìados por el entrenador nacional, llegando a esta instancia final, a diferencia de los trujillanos, que como se sabe, tienen una economìa estable, con sueldos màs altos que los del Aurich, incluyendo el comando tècnico, donde Del Solar es el entrenador mejor pagado de la Segunda Divisiòn, a diferencia de Carlos Cortijo, que de los 4 profesionales que llegaron a esta instancia, es el entrenador de menor presupuesto, pero apoyado por conocimiento y experiencia en el campeonato ascensorista.

La otra llave de semifinales encuentra tambièn a dos guìas de experiencia, que han volcado ello en sus respectivos clubes. Pepe Soto al mando del Carlos Manucci de Trujillo, y de la otra vereda, Gustavo Roverano, bajo la direcciòn del històrico Cienciano del Cuzco. Los norteños con Soto a la cabeza, no iniciaron bien el Torneo de Segunda, recuperándose en pleno campeonato, teniendo una excelente segunda rueda, lo que le valiò para llegar a esta instancia final; lo de los cuzqueños, fuè algo similar, tras un mal inicio, la dirigencia optò por cambiar al “Checho” Ibarra y contratar a Roverano, el uruguayo nacionalizado peruano, tomò la mano del equipo, y los rojos sueñan con retornar a la primera divisiòn 2,019.

Seràn dos partidos de infarto que involucra a clubes tradicionales del fùtbol provinciano, el primero llegarà directo al campeonato 2,019, mientras que el segundo y tercero, tendrà otra chance, con el segundo y tercero de Copa Perù, de retornar la fùtbol rentado.